jueves, 14 de septiembre de 2017

Robando horas al tiempo


Robandole horas al tiempo, porque la felicidad se mide por momentos; robados, sentidos o vividos.
Ladrón de sensaciones, de temblores, de miedos, de batallas perdidas y ganadas.
Momentos que se fijan en la pared de los recuerdos, que a su vez son el equipaje de una vida, lo que tienes, lo que te queda y lo que te llevas.

Pasión por abrir, repetir, probar, escalar. Sobrevolando siempre paredes esquivas por una vida de prisas, de obligaciones, deseos y frustraciones.
Reuniones donde llegar para vivir la seguridad del momento, porque la felicidad se mide por eso, por momentos.
Fisura Carvajal V+. Fisura de puños,regletas, Chimenea, lo que se quiera.


Repitiendo cosas o abriendo pequeñas joyas para mentes retorcidas transcurre el
tiempo. Entre calor y noches estrelladas, entre lunas y oscuridades, apurando el tiempo por ver lo que viene o incluso por saber lo que va a venir.
Abrir pequeñas joyas en Arico, para orfebres asilvestrados, de esas de sudor fácil y ascenso lento o probar tesoros  en los Roques de García, siempre recomendables como puede ser la fisura Carvajal, por nombrar alguna. Cacharrería varía para saborear grietas en la roca, momentos para medir la felicidad.


Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…. Al barranco de San Pedro deberás peregrinar y así cambiando el refrán  también pongo en valor un techo, porque nos gusta y  porque nos divierte que diría algún grupo popero  allá por el 96.


Ahí estás en mal sitio. 6b+.


domingo, 6 de agosto de 2017

Viaje: Barcelona (Montserrat) y Francia (PN. De Écrin)

1.       Montserrat
Del avión y casi con el arnés puesto nos llevan nuestros buenos amigos Esteban y Merce a Montserrat (qué bueno volverlos a tocar). Hacemos cordada de mujeres y hombres y los dejamos pasar, para que no nos estén estorbando e ir a nuestro ritmo jiji. La vía Diedre C.A.D.E. en la Agulla delCentenar, con un primer largo al que le faltaría el arte de un jardinero en algunos puntos, pero en general la vía muy buena, destacando un segundo largo donde empotrar a gusto, buena fisura, y un cuarto largo de 6a+, apretón, pero muy bien defendido por la muchacha que nos saca de estos infiernos, jaja.
La semicumbre se me escapa de entre los dedos, porque Esteban es un jeribilla y no puede estarse quieto, jajaja, así que todo el mundo pa’bajo.
















Un lugar para nunca acabar de trepar, con esas formaciones tan especiales. Buen día, buena compañía y bien aprovechado.



















Al día siguiente algo de deportiva para conocer otra roca y otro lugar.

Mil gracias a Esteban y Merce (y Wiffi) por esta convivencia.
Dejamos Barcelona y nos adentramos en Francia, 7h de carretera para llegar hasta nuestro campo base ¡¡pa’llá vamos!!


2.       Escalada en P.N. De Écrins (Francia), Tete de la Maye, Tete Blanche y la Cascada de L’Alpe
Ha sido un placer estar por estos lares, un valle hermoso, donde refrescar los pies y algo más en su río helado a la vuelta de unas buenas escaladas. Esas montañas con neveros, esas crestas, esos pensamientos...















Para comenzar el Tete de la Maye (La Berarde), con la vía Abbé Hard, se nos hace un verdadero disfrute escalar mientras divisas todo el valle y viendo cómo las cosas allá abajo se hacen pequeñas, con un descenso caminando de 1h30’ aprox. pa’ llevar bastones, ¡ay mis rodillitas!








Cercano a éste se encuentra el Téte Blanche, al que pudimos sacar en dos días, una vía, y media de otra, media porque tuvimos que abandonar por comienzo de lluvia, pero este Roque se deja querer y acariciamos su piel dejándonos vibrar por su vertical. Las vías Camot y Téte à Claques (inacabada), el descenso algo mejor que en el Maye y a remojarnos de nuevo.

































En La Cascada de Alpe du pin, escogimos la vía Cascada de L’Alpe,  y aunque en algunos largos patinaba la roca húmeda por el viento que levantaba el agua de la cascada, fue algo muy bonito trepar tan cerca de ella, con su rugir envolviendo los gritos de la cordada, con un final espectacular con el valle del Alto Véneón, que te lleva al refugio de Alpe du pin. Pa’ bajo que mañana toca un día duro.



















.       Escalada en P.N. De Écrins (Francia) Aguja Dibona
Desde el día que me lo nombró Esteban, me puse a mirar en internet las imágenes y quedé prendada de ella. Este año he podido tocar su roca, no antes sin hacernos sufrir, no sólo por la subida con mochilas de entre 20 y 23kl (entre otras cosas, llevábamos cocinilla y comida), si no porque la meteorología de los tres días que íbamos a estar, se volcó en contra en los dos primeros que pasamos encerrados en el refugio, pues se acomodó la neblina y un sirimiri y una lluvia a ratos que hacía imposible escalar, así que nos dedicamos a jugar a las cartas, al parchís, al monopoli, etc, es lo que tiene la montaña y tener planificado una actividad desde hace tanto tiempo.
La meteorología no sabe de “Canarios” que necesitan que cambie el viento, pero el último día y por los pelos, se fue abriendo una ventana de buen tiempo que aprovechamos todas las cordadas que habían subido el día anterior o ese mismo día para tocar La Aguja Dibona. Demasiada gente por la vía que teníamos pensado, así que nos decidimos por la vía P’ Éthique de la joie, en la cara Este.
Desde el pie de vía ya veíamos que aún rezumaba agua por la roca, pero decidimos probar y claro, una vez con el primer largo realizado, ya no pudimos parar y aunque nos comimos los tres primeros largos mojados tratamos de ir buscando la regletitas menos húmedas y con muchísimo cuidado, había zonas tan mojadas que hice honor al A0 con bendiciones incluidas.

































A partir del tercer largo la roca estaba seca, pero pasamos frío, en esta cara ya no daba el sol y los deditos se fueron encogiendo.
La vía muy recomendable, con un 5º y 6º largos espectaculares, eso sí, las chapas alejan y con bastante alegría, nosotros llevamos un juego de lincam, y sólo usamos en el largo de fisura el amarillo.




























Antes de completar la vía (de dos largos de III+) cambiamos de cara para hacer los últimos  largos de Visita Obligatoria, ya daba algo de solito, pero el plumas siguió dándome calorcito, es lo que tiene una friolera.






























Cuando ya sólo te quedan dos tiradas para llegar a la cumbre, se reinicia el cosquilleo al visualizar su cresta y el precipicio a izquierdas. Subes apurando todo para llegar y gritar y recordar y compartir y estar… ¡maravilloso! Qué bueno saber que estás ahí cumpliendo un sueño, una ilusión, un objetivo.













































Varios rápeles, una travesía encordados y de vuelta al refugio para salir escopetados, para evitar la noche y llegar a tiempo a nuestro otro punto de partida.




Sobre el refugio: https://www.refuge-du-soreiller.com/
  -     Con nuestra tarjeta federativa no te hacen descuentos, es refugio privado.
   En la entrada debes dejar tu mochila y pasar lo que necesites a unas cajas para subirla a la habitación (nosotros nos quedamos en habitación de 10 literas) y no es posible entrar con tus botas, debes cambiarte y ponerte unos suecos que eliges de la estantería. Esto lo hacen en muchos refugios, pero lo pongo para el que no lo conoce.
    Tiene duchas, pero desconocemos precio
    Tiene habilitado un cuartito con fregadero y pollo donde poder cocinar tu propia comida
-    Toda la basura generada debes volver a llevártela
-       Nuestras compañías telefónicas no tienen cobertura en el refugio, las francesas sí.
-    Si tienes posibilidades de elección del día de subida confirma cómo va a estar la meteorología.
-   Recuerda llevar no sólo las gafas de sol graduadas, sino también las de vista, jiji, la noche puede volverse bastante oscura, jajaja.

Bueno creo que ya está bien para este post que se me alarga y añado cosas cada vez que lo leo, pero aquí lo dejo.

También hubo momento kawak, jeje.



Tortuga